Conducción Segura SYM

Cómo actuar en cuatro situaciones comprometidas en tráfico urbano

Como te hemos contado en un capítulo anterior, el secreto de una conducción segura es adecuarse a las circunstancias de la circulación y, por supuesto, la experiencia. No por circular más rápido, o más despacio, elegir una u otra carretera o distintas vías urbanas, nos garantizamos el poder evitar un accidente. Evidentemente circular a gran velocidad determina más riesgo, que hemos de suplir con mayor pericia y experiencia.

En ciudad este factor no es relevante, la circulación por vías urbanas es más lenta, pero la densidad del tráfico y la multiplicación de circunstancias propias del trazado de las aceras, hace que debamos tener presentes ciertos consejos. Hemos elegido cinco maniobras que pueden provocar un accidente, y te aconsejamos cómo evitarlas.

1. Un automóvil gira hacia la izquierda frente a ti.

La clásica maniobra que, de provocar un accidente, se explica con la frase «uy, es que no te he visto». Este coche posiblemente está más atento a su maniobra, su conductor no tiene buena visibilidad o busca aparcamiento. Como consejos de seguridad pasiva te recomendamos que siempre lleves activado el alumbrado y que uses profusamente el claxon ante cualquier duda de si te ha visto o no. La norma general de circulación en ciudad es no circular muy p´roximo al vehículo precedente y siempre con espacio como «vía de escape» ante cualquier maniobra brusca.
Aquí sucede lo mismo, dependiendo del espacio libre que dispongamos cuando un coche nos corta el paso, hemos de buscar instantáneamente esta escapatoria para esquivarlo.

2. Un automóvil que circula paralelamente a ti, invade tu posición.

Claramente tu moto está situada en un punto ciego. De nuevo el alumbrado y el claxon son tus aliados, pero sabes que en conducción urbana y más si el tráfico es denso, has de poner la máxima atención. Fíjate en los movimientos de los conductores que circulan en coche a tu lado, un giro de cabeza induce a que van a realizar un movimiento lateral. Desde tu moto tú tienes mejor visión del coche que éste de tu moto. La alineación de las ruedas te indica hacia donde va este vehículo, pon a menudo ojo en las ruedas de los coches. Si este coche invade bruscamente tu carril, clava los frenos beneficiándote de que la acción del ABS va a impedir que patines, y el espacio que tengas por delante será tu vía de escape y evitar la colisión.

3. Evitar que un coche te alcance por detrás.

En los semáforos no te detengas en el centro del carril, ponte a la derecha para que el vehículo que te sigue tenga espacio para esquivarte. Si al llegar al semáforo hay ya coches detenidos, siempre que haya espacio suficiente de separación, métete entre ellos para ocupar el espacio de detención reservado para motos, habilitado en muchos cruces semaforizados. Los accidentes por alcance son peligrosos porque son difíciles percatarse de ellos, estando de espaldas, por ello los espejos son tus mejores aliados, y también su agudeza auditiva.

4. Evita una colisión cuando un coche abre una de sus puertas.

De nuevo la prudencia, rebajar la velocidad cuando se circula entre coches para aumentar el tiempo de reacción, e, insistimos, fijarnos en todo momento qué puede ocurrir dentro de un coche, serán nuestro mejor seguro para sortear un obstáculo así. Desde detrás, si el coche ha realizado una parada momentánea, señalizará esta detención con sus luces de pare e intermitentes. Si no fuera así, hemos de tratar averiguar qué movimientos hace su conductor, o algún pasajero antes de disponerse a abrir una puerta. Como norma general, lleva tu moto con suficiente distancia de separación y así salvarte de una apertura de puertas inesperada.

Diez preguntas sobre el carnet de conducir

1 ¿Cuantos carnets de moto hay?

Son cuatro, AM para conducir ciclomotores, A1 para motos de 125 y hasta 11 kw, A2 para motos hasta 35 kW y A patra cualquier moto, previa experiencia de dos años con el carnet A2.

2 ¿A qué edades puedo obtener estos carnets?

AM a partir de los 15 años, A1 a partir de los 16, A2 a partir de 18 y A a partir de los 20.

3 ¿Con qué moto me examino?

AM con un ciclomotor automático o con marchas, si optas por el automático el carnet sólo te habilita para esta modalidad. En el caso del A1 y A2 ocurre igual, mientras que el A suele expedirse para motocicletas de gran cilindrada.

4 ¿Qué pruebas he de afrontar?

– AM: Prueba de aptitud psicofísica, prueba específica de conocimientos teóricos y prueba práctica en un circuito cerrado, una prueba de destreza sin límite de tiempo.
– A1: Prueba de aptitud psicofísica en un centro concertado, prueba de conocimientos teóricos, prueba de conocimientos específicos de moto, pruebas prácticas en circuito cerrado con la moto parada, y dos pruebas prácticas en circuito cerrado con y sin límite de tiempo y práctica en tráfico abierto recibiendo las instrucciones desde un segundo vehículo.
– A2: Las mismas que para el carné A1, pero con una moto de más cilindrada. Si ya posees el A1 sólo tendrás que repetir la prueba práctica en circuito abierto.
– A: el aspirante debe volver a la Autoescuela y realizar un curso de 9 horas lectivas divididas en 3 horas de conocimientos teóricos de concienciación y sensibilización, y 4 horas de circulación en circuito cerrado con una moto de más de 600 cc y de 2 horas extras en circuito abierto con un chaleco reflectante que con una A indica que estás en prácticas.

5 ¿Cuánto me puede costar más o menos?

Con matrícula, tasas y dos clases de circuito cerrado y dos de circuito abierto, el precio del carnet de moto ronda 450 y 500 euros. Recuerda que sólo las tasas de tráfico son más de 90 euros, que incluye dos horas de circuito cerrado y dos horas de circulación en circuito abierto al tráfico. Para el A1 el curso completo puede ascender a 300 euros.

6 ¿Cómo me presento al examen por libre?

Después de pedir cita en la DGT (teléfono 060 o a través de la web), debes presentar:

– Informe médico de aptitud psicofísica.
– Dos fotografías en color tamaño carnet con el fondo blanco.
– Fotocopia del DNI.

Cuando vayas a la cita, te darán un formulario de solicitud de examen teórico que deberás rellenar y firmar.
También deberás pagar las tasas para presentarte al examen teórico, que rondan los 90 euros.

7 ¿Qué me cobran en una autoescuela?

La matrícula, las clases y las tasas de tráfico. Una cosa es prepararte el teórico por libre y otra muy distinta es presentarte al examen por libre. En el primer caso estamos hablando de hacer uso o no de las clases teóricas de la autoescuela, mientras que en el segundo hablamos de que el expediente se inicie por libre (pero que luego deberá trasladarse a la autoescuela cuando vayas a hacer las prácticas).

8 Para empezar ¿Me saco el AM o me espero al A1?

Es recomendable sacarse el AM porque las pruebas son más sencillas y ya nos enseñan cómo hemos de hacerlas para carnets superiores. Hay usuarios que a los 18 años pasan directamente al A2. Al empezar a conducir antes una moto, acumulas más experiencia.

9 Ya tengo el carnet ¿Tengo que llevar la L?

Pues sí, hay una placa adaptada para motos con la L de prácticas que deberás llevar durante el primer año de carné de moto. Una vez acreditada la experiencia con cualquier permiso, ya estarás exento de llevarla de por vida.

10 Me he comprado un SYM ¿Cómo conduzco los primeros kilómetros?

Tienes que habituarte a las características de tu moto o scooter, respuesta del motor, proporciones y peso de la moto y practicar con él con mucha precaución. En esta web te explicamos cómo dar los primeros pasos en distintos modelos como el Symphony ST, Fiddle, Joymax o Maxsym. La maniobra de arrancar y parar es lo primero que deber aprender. La técnica de frenado es muy importante, sobre todo si nuestro scooter SYM dispone de ABS. También la forma de aparcarlo o de girar 360 grados tiene su truco. Te invitamos a ver nuestros tutoriales en video.

—-
Fuentes: www.motociclismo.es y www.carnetdeconducir.club

Formación 3.0, una gran iniciativa de educación vial promovida por el Servei Català de Trànsit y ANESDOR

La Asociación de Empresas del Sector de las Dos Ruedas (ANESDOR), en colaboración con el Departament d´Interior de la Generalitat de Catalunya, han finalizado recientemente el primer Ciclo de Formación 3.0, un programa pionero en España que persigue mejorar la formación de motoristas, sustituyendo el circuito por un entorno más habitual de conducción para la mayoría de los motoristas: en carretera abierta.

La idea es fantástica al situarse la práctica formativa en pleno escenario del día a día de la conducción, por lo que se facilita sobremanera la posibilidad de impartir nociones de conducción segura de motocicletas. Los cursos se realizan en distintos tramos de carretera, los sábados, entre las 10:30 y las 14:30 h, con recorridos de unos quince minutos, contando previamente con la aceptación y permiso previo de los participantes.

En el transcurso de esta actividad gratuita, los participantes han podido identificar y corregir sus errores y mejorar su
técnica de la mano de monitores especializados. Estos instructores han acompañado y grabado los movimientos de los motoristas. Posteriormente se han visualizado las imágenes y los profesores han aportado comentarios sobre la conducción, con el objetivo de corregir ciertas prácticas, mejorando la seguridad y la destreza de conducción del usuario.

Por su concepto «a pie de carretera», los participantes han valorado muy positivamente esta experiencia formativa, por su grado de concienciación sobre cuestiones útiles como por ejemplo la utilización del freno de atrás del vehículo, la postura de conducción que ha de adoptarse sobre una motocicleta o la importancia de anticiparse con la mirada, entre otros aspectos. Cuando finaliza la actividad, los interesados reciben la grabación de vídeo y una hoja con diez puntos sobre el estado técnico de la motocicleta. El programa Formación 3.0 está adaptado a todos los niveles y los instructores se adecúan en todo momento a las necesidades de los conductores interesados.

En esta iniciativa, cerca de 300 motoristas han participado en las siete primeras sesiones celebradas hace escasos meses, que ha cubierto 4.000 kilómetros de carreteras de las demarcaciones de Barcelona, Lleida, Girona y Tarragona, caracterizados por registrar una alta concentración de conductores de motocicletas durante las mañanas de los fines de semana.

La actividad Formación 3.0 han contado con el apoyo de los Mossos, tanto para la localización del espacio más adecuado como para el desarrollo de la sesión formativa. En este sentido, el sargento de los Mossos, Xavier Piña, explicó que «el formato del programa y, el hecho de que incorpore la práctica en carretera nos permite llegar al colectivo de una forma más directa y sensibilizarlo» y, en este sentido, ha destacado la buena acogida por parte de los motoristas «de esta formación de tú a tú y del feedback que genera».

El Servei Català de Trànsit (SCT) ha impulsado y financiado este programa para ampliar las actuaciones emprendidas para conseguir reducir la siniestralidad de los vehículos de dos ruedas. La iniciativa se integra también en la estrategia Road National Approach impulsada por ACEM (Asociación Europea de la Industria de la Motocicleta). En el marco de esta estrategia, las entidades miembro de ACEM desarrollan actividades de seguridad vial en colaboración con las diferentes administraciones.

La iniciativa ha tenido una interesante repercusión. Destacados deportistas, entre los que destacan los pilotos de MotoGP Jorge Lorenzo, Marc Márquez, Dani Pedrosa, y el campeón del mundo de Trial, Toni Bou, han aplaudido que desde las instituciones se desarrollen iniciativas en pro de la mejora de la conducción segura de scooters y motocicletas.

Ha llegado el frío

Convertir un trayecto “bajo cero” en moto en agradable es posible si nos equipamos correctamente. Como el General Invierno ha llegado ya, aquí os damos unos buenos consejos contra el frío…

FRÍO EN EL CUERPO

Antes de un trayecto en moto, piensa en tu equipamiento. En un almacén de deportes encontrarás un equipo para esquiador  tipo polar para colocar bajo el mono. Si no, unos leotardos a tu prima Enriqueta te servirán. Usa un buen jersey polar, mejor de cuello alto. Por último, una buena chaqueta técnica de moto, de cordura o GoreTex, y unos pantalones del mismo material. Todo lo podrás guardar después en el amplio cofre de tu SYM.

Recuerda que un periódico colocado entre la chaqueta y el mono es un buen remedio de urgencia para el frío corporal. Sin embargo, quien usa la moto en invierno sabe que lo más difícil de mantener caliente son las manos. Puedes usar sotoguantes de esquí y unos guantes de calidad, de “gore” o “cordura”, y calcetines térmicos de buena calidad. En caso de urgencia, como por si llueve llevarás siempre en el cófano el mono de lluvia, incluso cubremanos y cubrebotas, no dudes en usarlos aún en seco.

ESOS DEDOS CONGELADOS

Los scooter SYM de cilindrada media y alta, como los Joymax 300i ABS y los Maxsym 600i ABS, protegen excelentemente las manos gracias al diseño de sus carrocerías y retrovisores, pero aún así, para los más frioleros, es difícil encontrar guantes suficientemente eficaces.

Una solución evidente es montar en tu moto unos puños calefactables, pero tienen dos inconvenientes: uno, requieren montaje en taller, y son relativamente caros. Dos: suelen ser más gruesos que los de serie y no siempre mantienen el buen tacto de los que montan de origen los SYM.

Una muy buena solución es montar unas manoplas  “de las del abuelo”, muy usadas en mensajería.  Son definitivas, el único remedio verdaderamente eficaz para conseguir no helarte sea cual sea la temperatura exterior, y ya sabes que mantener un buen tacto en las manos es el primer y principal elemento de seguridad…

Además, he aquí un par de consejos. Escógelas que sean de buena calidad, las mejores son las de material tipo cordura o tejido textil técnico, forradas con borreguillo.

Las de material plástico, buenas para un uso muy ocasional, pueden llegar a romperse con el flameo al circular a velocidad moderada. Segundo: están diseñadas para circular despacio, así que piensa que al montarlas en una moto de carretera o scooter, el propio viento las aplastará contra las manetas de embrague y freno, llegando a actuar sobre ellas, con las consecuencias que te puedes imaginar: o no acercarse a los cien por hora o conducir con los dedos extendidos para sujetar las manetas.

Búscalas, pues, con un armazón interno o armazón que la fije también al contrapeso del manillar, para no bloquear el gas. Podrás conducir incluso en pleno invierno con unos simples guantes de gamuza.

3 CONSEJOS MÁS

Colócate toda la “impedimenta” que puedas, pero que no llegue a actuar con este nombre: no puedes conducir como si fueras el muñeco de Michelin, sin tacto ninguno.

Un viaje en moto sufriendo frío es algo que puedes evitar con algo de previsión. Visita antes a tu tienda de accesorios….

Una buena visión es fundamental. En invierno, usa pantallas claras en el casco, y ¡preferiblemente con sistema antiempañante! En el mercado los hay para tu casco en forma de accesorio, bien en forma de lámina plástica tipo “pin-lock”, o de líquido “anti-fog”.

Aprendizaje contínuo

En esta colección de Consejos de Conducción SYM, que irán apareciendo periódicamente en www.sym.com.es, en los que desmenuzaremos tanto las maniobras básicas -frenada, cambio, acelerador-, como de trazada, puesta a punto o cómo preparar un viaje, intentaremos pues ofrecer más que el típico cúmulo de normas.

Estos cursos, que verás plasmados en los tres completos vídeos SYM “Técnicas básicas de conducción”, “Conducción Segura en Ciudad” y “Conducción Segura en Carretera”, y que se acompañarán en este apartado específico dedicado en la web de SYM a ello, van y quieren ir más allá del “tras pasar por el cono, giras a tope hasta apretar la maneta justo cuando la rueda delantera llegue a tal raya en el suelo”…que aprendimos en la autoescuela. Debemos, claro, saber antes hacia donde caminamos, y a dónde queremos ir, para saber la mejor manera de poner, una vez empecemos a andar, los pies uno detrás del otro.

Así que primero nos preguntaremos: ¿Qué es un buen conductor? ¿El que más rápido va? ¿El que llega antes?… ¿O, mejor, el que nunca se cae? Claro, cada uno buscará sus propias respuestas. Para un “piloto”, será el que gane más carreras, pero para nosotros, un buen conductor de moto es aquella persona que disfruta al máximo de su scooter o moto, en este caso de su SYM, arriesgando lo mínimo. Porque “montar en moto” tiene, y debe tener, siempre un fondo común sea cual sea la filosofía con que se aborde.  Un buen motociclista tiene sobre la moto un comportamiento cívico, no asocial, con sentido de la responsabilidad no sólo ante él o su pasajero, sino también frente al resto de conductores o usuarios de la vía pública. Es, entre otras cosas, responsable de la imagen y de la buena aceptación social del colectivo motociclista, y por ello, de conseguir para todos nosotros el trato que nos merecemos por parte de las distintas administraciones.

Pero, sobre todo, un buen conductor de moto es aquel que ni produce ni sufre accidentes. Un buen conductor de moto es aquel que no aparece en las estadísticas de siniestralidad. Sí, podríamos pues empezar diciendo que, en definitiva, un buen conductor de moto es aquel logra disfrutarla al máximo y que la domina de forma que siempre sabe cómo, porqué y cuándo la moto va a reaccionar de determinada manera y que por ello toma las decisiones correctas sobre ella. El objetivo de esta serie no puede ser otro que aprender a tomarlas…

Página 2 de 212