Mantenimiento de la moto

Qué hacer si no vamos a usar la moto durante largo tiempo

Nos vamos de viaje, nos surge algo por lo que hemos estar lejos de casa, o, por alguna razón, hemos de dejar nuestra moto o scooter SYM inmovilizado durante largos meses y surge la pregunta: ¿Hemos de tomar algunas precauciones? Si dejamos la moto parada meses y meses ¿se va a estropear?. A continuación te explicamos qué ocurre cuando tu fiel compañera se transforma en una “Bella Durmiente” hasta que decidas volverla a sacar del garaje.

Aparentemente, hibernar la moto supone que sus componentes no se van a desgastar debido a su uso cotidiano, pero si va a permanecer parada durante largo tiempo, las partes metálicas del motor tienden a oxidarse, y los aceites y fluidos pierden propiedades. Externamente, el mantener el peso sobre los neumáticos en la misma postura, deformará inevitablemente el compuesto de goma. Por estos y otros motivos, no podemos olvidarnos de nuestra moto o scooter SYM.

1. CUIDADO DE LA BATERÍA

Una batería de plomo-ácido, utilizada por la gran mayoría de los coches y las motos, no es más que un conjunto de placas de plomo conectadas eléctricamente, bañadas en una disolución de ácido sulfúrico. Cada moto tiene su batería específica en función de su potencia de arranque y capacidad según los dispositivos que tenga surtir de corriente. La reacción química del plomo y el ácido es suficiente para proporcionar cierta energía pero a la larga necesita de una recarga constante.

Por este motivo, y porque los circuitos eléctricos siempre adolecen de alguna “pérdida”, las baterías tras un periodo breve de inactividad, se descargan. La solución es tan sencilla como la de desconectar el borne negativo, para dejar aislada la batería del circuito eléctrico que alimenta.

Si no hemos tomado esta precaución, y a nuestra vuelta nuestro scooter SYM persiste en prolongar su hibernación, si la batería está en buen estado podemos recargarla con un cargador de baterías, aunque la operación llevará un tiempo por la velocidad del proceso químico. Si nuestra batería es de 12 V, nos auxiliaremos con unos cables de emergencia con pinza, los popularmente conocidos como cocodrilos, conectados a otra batería de igual voltaje aunque sea de mayor capacidad, por ejemplo, la de un coche. Únicamente optaremos por esta solución para accionar el motor de arranque y, una vez puesto en marcha, que sea el propio alternador de la moto o scooter el que proporcione corriente a la batería.

2. ENGRASE DEL MOTOR

En un motor de cuatro tiempos, el habitual en la mayoría de scooters y motocicletas SYM, al estar parado el aceite escurre hacia el cárter, dejando secas las piezas internas. Así, se genera óxido en el cilindro y los aros de los pistones se pueden quedar pegados. Si la moto ha estado parada durante meses, echaremos una pequeña cantidad de aceite de engrase por el orificio de la bujía. Si tenemos posibilidad, lo ideal es arrancar la moto un par de minutos una vez por semana. Si han pasado muchos meses desde que guardamos la moto, el aceite del cárter habrá perdido propiedades, antes de devolver la vida a nuestra moto o scooter, realizaremos un cambio de aceite y filtro.

3. LIMPIEZA Y ENGRASE GENERAL

Hemos de dejar guardada nuestra moto lo más limpia posible, el barro, los impactos de insectos en el carenado, manchas de asfalto, etc. Si después del lavado usas una cera protectora mucho mejor. Cuando la vuelvas a usar parecerá nueva. La cadena de transmisión es un elemento que hemos de mantener habitualmente, pero previendo tener la moto guardada es buen momento para limpiarla con un producto adecuado  y rociarla de grasa de cadena. Hay más componentes que necesitan engrasarse, como los cables de acero trenzado con camisa que accionan algunos mecanismos, como por ejemplo los del accionamiento de la apertura del asiento o el freno de mano mecánico de la Maxsym 400i y Maxsym 600i. Nuestra moto quedará perfectamente protegida si la tapamos con una funda que se adapte a ella lo mejor posible.

4. CUIDADO DE LOS NEUMÁTICOS

Si vas a tener tu moto o scooter parado durante una larga temporada, lo ideal es que no cargues su peso sobre las ruedas subiéndolo al caballete central y así evitar deformar los neumáticos. Si no es posible, lo mejor es que hinches las ruedas con 1 bar más de presión que la recomendada por el fabricante, compensando la sobrecarga de peso. El tiempo hace perder propiedades a su compuesto de goma. Examina su aspecto y comprueba que los neumáticos no presentan grietas o deformidades.

5 puntos a revisar en tu moto sin (casi) necesidad de herramientas

 

Los que habitualmente montamos en moto tenemos una debilidad. Nos gusta mirar nuestra moto a menudo. Es un ingrediente más como parte del disfrute, una buena forma de empezar a sentir buenas sensaciones a la hora de conducir nuestra moto o scooter. Mirar detenidamente nuestra moto es beneficioso para mantenerla en buenas condiciones de marcha, a diferencia del coche en que su mecánica se encuentra “encerrada” debajo de un capó, en una moto sin carenado, la mecánica forma parte de un buen diseño. En un scooter el motor está algo más escondido, pero los principales puntos de revisión periódica están a la vista, y nosotros mismos podemos realizar un mantenimiento periódico siguiendo unos consejos básicos:

LUCES

En nuestros consejos de seguridad sobre conducción en ciudad recalcábamos la importancia de “ver y ser vistos”, de evitar mientras conducimos el “punto ciego” de visión trasera de los automóviles. En el momento de arrancar nuestra moto, antes de subirnos mientras nos colocamos guantes y casco,  podemos comprobar el buen funcionamiento de todas las luces. Con los actuales sistemas de LED, la duración de estos diodos suele ser prácticamente ilimitada, y su rendimiento en función de la energía que necesita, un 50% superior al de una lámpara convencional. Lo mismo sucede con una lámpara de gas halógeno como las avanzadas HS 1 del SYM Joymax o SYM Maxsym. Su duración es diez veces superior a la de las bombillas incandescentes convencionales, unas 10.000 horas de vida útil, lo que te garantiza que su sustitución sea muy esporádica.

NEUMÁTICOS

Es frecuente que los fabricantes insistan en vigilar el grado de desgaste del dibujo, pero como somos buenos observadores, nos fijaremos en más cosas. En algún próximo consejo nos referiremos a como “leer” un neumático, pero hoy sólo nos detendremos en la degradación y estado del compuesto de la goma. Cambia los neumáticos antes de que la profundidad del dibujo llegue al límite legal de 1,6 mm. Para facilitarte las cosas, éstos llevan indicadores de desgaste, situados en el fondo de los canales principales de la banda de rodadura. Mira también si las ruedas presentan grietas, o bien si los neumáticos acumulan ya muchos años de rodadura, más degradación o deformidades. Mantén las presiones indicadas por el fabricante, en torno a los 2´2 kg. de presión por centímetros cuadrado.

NIVELES

En nuestra inspección previa a empezar a rodar, hemos de mirar el nivel de líquido de frenos, de aceite y agua del radiador, que se comprueba en el vaso de expansión. Para localizarlo consulta el manual de uso de tu moto o scooter. El depósito de líquido de frenos está sobre las propias palancas o, en el caso del freno trasero, en un lugar cercano a la bomba de freno. El aceite del motor se comprueba con su varilla roscada al bloque motor. Comprueba que el aceite llega hasta la marca max., sin necesidad de que enrosques la varilla en la carcasa del motor.

TORNILLERIA

Hoy día la mayoría de las motos y scooters emplean tornillería de calidad y buenos elementos de fijación (tuercas, arandelas) para asegurar la unión de dos piezas. En otros casos, los scooters que incorporan más piezas de plástico emplean, además de tornillos, “uñetas” y tetones para acoplar piezas entre sí. Siguiendo con nuestra revisión, una vez hemos arrancado el motor, una pieza de plástico que vibra puede ser síntoma de algún desajuste de sus fijaciones. Comprueba visualmente el apriete de tornillos más visibles en tu moto o scooter, y si ves que alguno empieza a soltarse, busca algún momento para apretarlo con un sencillo juego de llaves fijas o destornilladores.

KIT DE ARRASTRE

Nos referimos a la transmisión secundaria, que en el caso de un scooter sólo debes respetar los periodos de revisiones que indica el manual de usuario. En el caso de una moto, la cadena ha de ser revisada frecuentemente para tensarla y engrasarla. Para ajustarla correctamente, súbete en la moto para que adopte su posición correcta, y cogiéndola con los dedos comprueba que tiene una holgura de 2-3 cm. Si está excesivamente tensada, comprobarás que el cambio de marchas no actúa correctamente, y si la holgura es excesiva, generará más ruido y latigazos, que producirán tirones al acelerar y frenar.