Cinco consejos para viajes de larga distancia en moto

A los que casi nos gustan más las motos que estar de viaje, es imposible resistirse a la tentación de ponernos en marcha en moto… ¡o en scooter! Hasta hace bien poco el hábitat natural de un scooter era la ciudad, pero con el despliegue de tamaños y motores, los maxiscooters, como por ejemplo el SYM Joymax o el recién lanzado SYM Citycom 300i S, y por descontado, los grandes megascooters, como nuestro Maxsym 400 o Maxsym 600. Sus cualidades estructurales, sus motores, entre 30 y 45 CV, su amplio espacio y pantalla superenvolvente, emulan a las motor turísticas mejor preparadas para digerir kilómetros.

1. EL RITMO DEL VIAJE

Además del tipo de viaje que te guste, por el destino y las cosas que vas a ver, has de pensar en el tiempo disponible en función de las distancias. Si es la primera vez que viajas o si lo haces por primera vez en tu SYM, mejor hacerlo a ritmos tranquilos. Una buena distancia diaria de viaje está alrededor de lo 600 km, siendo lo ideal parar cada 200. Si has planificado etapas más cortas, dispondrás de más tiempo para hacer turismo, comer o descansar. Todo depende de la proporción de tiempo que quieras destinar a la conducción o para hacer otras cosas.

2. VIAJE EN GRUPO O EN SOLITARIO

En un anterior post dábamos consejos de conducción sobre cómo viajar en grupo. Parece algo irrelevante a la hora de viajar pero elegir una buena compañía potencia muchísimo la manera de disfrutar del viaje. Si lo hacemos con nuestra pareja la experiencia la recordaremos toda la vida, al igual que si lo hacemos con un grupo de amigos.

Es importante que el grupo esté muy compenetrado, dado que cualquier viaje es muy activo y requiere una colaboración en muchas cosas, como por ejemplo respetar los tiempos de inicio del viaje o algo tan sencillo como destinar el mismo tiempo para un almuerzo o desayuno. Las motos o scooters no tienen porqué ser de prestaciones parecidas, aunque es preferible que el grupo pueda viajar a la misma velocidad. Si viajas en solitario has de tener más precaución conduciendo en previsión de algún percance. Tu móvil es tu gran compañía y medio de auxilio en caso necesario.

viajar en scooter_2

3. EL EQUIPAJE

Has de diferenciar entre la ropa de protección, ropa para uso diario y recambio y utillaje para la moto. El cálculo de la cantidad de ropa va en función de los días de duración del viaje. Nuestro consejo es pensar en ropa que puedas usar yendo o no en moto. Siendo verano un par de vaqueros y camisetas es lo idóneo. La chaqueta de la moto nos servirá para abrigarnos dando un paseo por la playa o montaña, la ropa de moto es muy ambivalente y nos identifica como “moteros”. Para el calzado una bota de media caña nos servirá para conducir, y para el día a día hemos de prever un calzado más ligero. El principal problema con la ropa es la limpieza y si nos pesca la lluvia, hemos de prever ropa impermeable y cómo lavar y secar la ropa de diario.

4. LA RUTA

Planificar el viaje es la parte más gratificante de cualquier viaje, es el momento de abordar todas las variables que lo condicionan y todos estos descubrimientos nos alentarán y contribuirán a lograr un viaje estupendo. También es momento de hacer números y determinar un presupuesto. Los principales costes son la comida, la gasolina y el alojamiento. Si hacemos el viaje grupo puede ser bueno que cada miembro proponga su ruta para un día determinado.

A la hora de reunir información Internet será nuestra fuente de datos, dependiendo del tiempo y del dinero que dispongamos podremos precisar más los detalles de cada etapa. No descartes los tradicionales mapas de acordeón, mejor si son parciales, quizás más fáciles de memorizar, animando a practicar la navegación sin ayudas digitales.

5. EL ALOJAMIENTO

Si nos planteamos viajar alrededor de nuestro continente, es curioso ver cómo las opciones de alojamiento cambian completamente fuera de nuestra península. En el extranjero no tenemos tantas alternativas de alojamiento, exceptuando Reino Unido y USA con su singular fórmula del Bed & Breakfast, gracias al cual te integras en la casa de una familia que dispone de algunas habitaciones de alquiler, y convives con ella durante tu estancia. Genial para conocer íntimamente gente de otros países.

España está muy bien preparada para el turismo, como bien afirma el rutero Gustavo Cuervo, “Un continente en miniatura”. Con nuestros scooters de 300, 400 y 600, su radio de acción cubre cualquier ruta que una de punta a punta cualquier población española. El hotel es lo más cómodo, y no tiene por qué ser caro si damos por ejemplo con pequeños hoteles de gestión familiar. Pero son idóneos para estancias largas y restan al viaje un poco de espíritu aventurero. Los motoristas suelen recurrir a los campings de calidad que te permiten instalarte fácilmente para dormir en ellos una o dos noches. Una tienda de campaña tipo iglú nos puede solucionar imprevistos, junto con un saco de dormir que si nos apetece nos permitirá la experiencia de un vivac.