Los primeros 125 kilómetros con un SYM 125

Este post va dirigido a ti que vas a empezar a montar en moto. Y a ti que tienes ganas de volver a hacerlo, como cuando lo hacías en verano. Y a todos que por una razón u otra se les ha escapado el momento de probar conducir una moto. Antes había menos, pero hoy día el número de marcas se ha quintuplicado y existen modelos de todos los estilos y cilindradas. La moto nunca pasa de moda y por eso es por lo que estás pensando en montar en moto. Siempre hay una primera vez. O una segunda oportunidad.

Desde nuestro área de conducción segura SYM siempre te recibiremos con nuevos consejos, con más y más recomendaciones. Queremos ser lo más parecido a ese amigo fiel que siempre te anima a probar cosas, a que vayas con tu moto o scooter cada vez a más sitios, o un poco más lejos. Nunca como un padre temeroso de que te muevas con una moto, aunque sí que actuaremos como éste a la hora de insistirte en que la mejor compañía es la prudencia, el reconocer sinceramente dónde están tus límites, en alentar tu progreso y respetar las normas. En moto siempre hay que circular con casco, equipo de motorista de calidad, guantes y buen calzado.

 

INÍCIATE CON UNA BICICLETA

¿Qué mínimas nociones hemos de tener para conducir un scooter o una moto ligera de 125cc? Este tipo de motos son ligeras y fáciles de conducir, físicamente cualquier piloto de cualquier talla, seas hombre o mujer, puede conducirlas. Hoy en día, son las motos más vendidas, sobre todo en ciudad te solucionan tus trayectos urbanos con mayor independencia. Es bueno que por lo menos sepas conducir una bicicleta, su manejo guarda muchas similitudes con una moto de pequeña cilindrada. Una bicicleta se parece más todavía a un scooter automático: te subes, aceleras o frenas. No has de preocuparte de nada más.

Un día prueba a dar una vuelta en bicicleta por una serie de calles, cerca de tu casa, o una zona despejada de tráfico donde te sientes muy seguro circulando. Puede ser buen inicio para que después des el “salto” para enfrentarte a los embotellamientos.

Cuando se empieza a circular con cualquier vehículo, el primer problema que nos supone es el dominio del propio vehículo. En un segundo estadio, nos preocupa ya nuestra integración circulando junto a otros vehículos, al tiempo que las acciones que hacemos conduciendo, van de alguna manera automatizándose: accionar intermitentes, mirar recurrentemente los espejos, posar siempre los dedos sobre las manetas de freno, etc.

 

MANIOBRAS BÁSICAS

Después de aprender a controlar las reacciones de nuestra moto o scooter 125, de dominar el equilibrio como cuando montamos en bicicleta, lo siguiente es saber acelerar y frenar. En nuestros vídeos de maniobras, nuestro experto en conducción segura Pere Casas nos lo explica muy bien. Es tan importante incorporarse al ritmo de la circulación de forma acompasada, como lanzar nuestra moto a gran velocidad en uan carretera general o una autovía muy rápida. En cuanto a las frenadas, hemos dedicado este capítulo específico sobre su aprendizaje.

Puede que ciertas maniobras nos cueste aprenderlas en nuestro estreno como usuario de moto. Los giros han de preverse con seguridad y señalización. Circulando entre coches siempre dejaremos distancia de seguridad previendo siempre “escapatorias” en caso de vernos obligados a esquivar un obstáculo. La conducción en ciudad nos “regala” trampas como tapas de alcantarilla levantadas, ventilaciones del Metro, pintura deslizante de pasos de cebra o el aceite que siempre mancha los carriles bus.

 

FAMILIARIZARNOS CON LA MECÁNICA

En los primeros 125 kilómetros también aprenderemos a conocer básicamente la mecánica de nuestra moto o scooter 125 de cara a prevenir averías. El sonido de la mecánica puede alertarnos de una eventual avería. Una temperatura elevada denota alguna avería en la refrigeración que puede provocar la rotura del motor. Si la moto se ahoga o tiende a detenerse, el problema viene de la alimentación o del sistema eléctrico. Si tienes un taller de confianza SYM, ellos te indicarán los periodos de mantenimiento, que harán que tu scooter o moto siempre vaya perfecta.